Quiénes Somos

La Funeraria del Hogar de Cristo fue construida el 26 de enero de 1954, dos años después de la muerte de San Alberto Hurtado, siguiendo su firme voluntad de comprometerse para que todas las personas, aún después de su muerte, sean tratadas con respeto y dignidad.

Desde su origen la Funeraria pertenece íntegramente a la Fundación Hogar de Cristo y como tal, es un eslabón más de esta cadena nacional de solidaridad. A lo largo de los años, ha enfocado su gestión en el cumplimiento de dos grandes objetivos: Ayudar a las obras de la Fundación del Hogar de Cristo y otorgar un servicio funerario digno a todas las personas que más lo necesitan.

Nuestra misión es entregar a los clientes un servicio de excelencia, acompañándolos en todo momento.

Ser la primera preferencia en la elección de un servicio funerario.

  • Excelencia
  • Compromiso
  • Integridad
  • Respeto
  • Innovación