Noticias

FASES DEL DUELO: Etapa 2 “Ira”

1 agosto, 2015
“Hoy es un tema superado y, en gran medida, por la sepultura digna que nos dieron de Juan Pablito” – Familia Carvajal

La negación es sustituida por la rabia, la envidia y el resentimiento; surgen todos los por qué. Es una fase difícil de afrontar para el que afronta la perdida y para todos los que nos rodean. Esto se debe a que la ira se desplaza en todas direcciones, incluso injustamente. Nos quejamos por todo; todo nos sienta mal y es criticable. Surgen las frases “¿Por qué yo? ¡No es justo!”, “¿Cómo puede sucederme esto a mí?” Esta comprensión del “por qué” de las cosas puede ayudarte a encontrar una cierta paz.

De acuerdo a la psiquiatra Elisabeth Kübler-Ross, es importante que los familiares y amigos dejen que éste exprese libremente su ira sin juzgarlo o reprenderlo ya que este enojo no sólo es temporal sino que, principalmente, necesario. Debajo de esta ira ilimitada se encuentra el dolor producido por esta pérdida. Si somos capaces de identificarla y expresarla sin temores podremos comprender que ella es parte del proceso de curación.

Se aconsejan algunos métodos de expresión que nos ayudan a ir “soltando” esta ira, como el escribir una carta al ser querido fallecido para expresar el enojo, establecer un diálogo imaginario con ellos para compartir tus sentimientos, hablar con un amigo o familiar. Incluso hacer ejercicios físicos o bien practicar la meditación como un camino para calmar y canalizar estas emociones abrumadoras.

 

Volver